Amor a la Nación

el mundo y el amor, nación, amor a la nación, nacionalidad

El mundo, la nación y el amor

Es imposible no sentir amor por el mundo, compasión e interés por los sucesos en las naciones.

Por estos días los desafíos de la humanidad nos han llevado a ser ciudadanos de una patria universal.

A cada momento escuchamos noticias de cualquier parte del mundo que nos hablan de los flujos migratorios que padece la sociedad mundial en la búsqueda de una mejor calidad de vida y sustento para sí mismos y las familias.

Amor y Nacionalidad

Pero es muy interesante apreciar que adonde quiera que se dirigen los migrantes llevan consigo una identidad nacional, lo que les permite continuar sintiendo amor por la nación que les vio nacer.

Hay valores, costumbres, tradiciones, lenguajes, deportes, comidas e incluso religiones que irán a cada lugar con nosotros siempre que nos movemos y aún llegados a ese lugar se produce una simbiosis entre lo que traemos y lo que nos aporta el nuevo lugar.

Pero es muy difícil perder lo que inexorablemente aprendimos por años de nuestro pedazo de tierra.

Los sentimientos de amor hacia la nación

Y esa especie de orgullosa pertenencia, de amor a la nación o a la nacionalidad, esa especie de relación que aún en la distancia nos hace identificarnos con nuestro país, coyunturalmente se transforma y usualmente se describe como una manifestación de amor a la nación donde nacimos.

Cuando el amor a la nacionalidad se torna en nostalgia

Los que han debido dejar su país lo pueden explicar mejor; la nostalgia que sentimos por nuestra tierra cuando estamos lejos, la añoranza por ver a nuestros amigos, la sensación casi alucinante cuando probamos nuestros platillos tradicionales de antaño o aquel deporte que cuando niños nos hacía perder una tarde entera entre risas y distracciones, suelen recordar el por qué amamos nuestro país. Cada nación con lo suyo.

El amor en el mundo

Y qué decir entonces cuando ves flameando el pabellón nacional en las Olimpiadas, escuchas la música que mueve a tu país en shows mediáticos, o sientes el olor de tu tierra cuando llueve.

¡Cuántas emociones!

Entonces siempre que amas defiendes aquello que amas.

Cuando se ama el terruño, es muy difícil dejar de hablar de eso, dejar de padecer por eso y que alguien te arranque lo vivido. Algunos creen que para amar, solo en la tierra donde nacimos…. ¿Y tú que piensas acerca del amor a la nación?