Cuando hablamos de un verdadero amor nos referimos a un amor duradero e incondicional, que requiere un alto nivel de reciprocidad porque para llegar a formarse como una relación de existencia verdadera y efectiva, ambas partes tienen que estar en la misma línea afectiva.

amor verdadero

El Amor Verdadero

amor verdadero

Un verdadero amor es desinteresado, sano y generoso, la pareja se ama tanto que piensa primero en el bienestar de la otra persona, después en la beatitud de la relación de pareja como conjunto y luego en sí mismo.

Hablamos de una entrega sincera y placentera que realizan las dos partes donde someten su corazón a la otra persona. Es algo tan genuino donde la palabra sufrimiento no tiene lugar.

La pareja llega a un momento en la relación donde aceptan todo de la otra persona y solo dan espacio a la fortuna del amor.

La química del amor verdadero

Aquí entra lo que algunos llamamos química en la pareja, que es una conexión establecida entre estos compañeros emparejados, que por consiguiente solo sacan a la luz sus mejores valores y comportamientos de cariño, afectividad, tolerancia, respeto, atención…

Bueno esta sería la parte linda, y aunque en el amor no nos gustaría decir ni escuchar que existe una parte fea; pero podríamos mirarlo como altas y bajas.

Hasta dónde puede llegar un amor genuino y verdadero

Las crisis siempre van a afectar de cierto modo a la pareja y los puntos en los que no se converge pueden llegar a crear fricción hasta en el verdadero amor a la pareja.

Pero esto, es lo que llamamos amor verdadero, cuando pasamos por los momentos difíciles pero nos mantenemos firmes, cuando sufrimos obstáculos pero los sobrepasamos y perseveramos en el amor que compartimos con nuestra pareja.

Porque la química del amor verdadero es algo que perdura más allá de una discordancia o de una discusión entre las parejas o incluso en otros tipos de amor verdadero como el familiar. El sentimiento de un amor verdadero y genuino es lo que comparten los amados en su corazón.