Esperanza

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sido presos del amor. Amar esperando recibir el mismo sentimiento de la contraparte lleva primero una igual dosis de esperanza, porque esperamos ser correspondidos; lo cual nos hace pensar que el amor y la esperanza son una especie de cómplices que ayudan a entretejer una relación especial y duradera.

Esperanza en la Biblia

La Biblia nos muestra que “permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”… Aquí hay una muy interesante fórmula, no solamente aplicable al mundo de las relaciones humanas sino también de manera general a la forma de vida que asumamos.

Esperanza definición

Pero hoy nos mueve el corazón la palabra “esperanza”.

¿Qué es la esperanza? Es la confianza que tenemos de poder alcanzar  algo o de que en definitiva suceda un evento que estamos esperando.

Como quien echa “leña al fuego”, mientras estamos esperanzados por algo, ese sentimiento (leña) alimenta y sostiene una voluntad de creer que eso (fuego) va a ocurrir.

Frases de esperanza

La sabiduría popular se ha adelantado en enseñar que “la esperanza es lo último que se pierde”. Y verdaderamente muchas veces permanecemos anclados a que algo suceda, a que algo cambie, a que alguien aparezca; el milagro que ha de suceder, un poco de esperanza y un poco de fe en sí misma, es la mezcla de una mente positiva y un corazón que cree. ¡Gran misterio el de la esperanza, que viene de la Providencia!

Esperanza según la Biblia

Es muy amargo cuando perdemos la esperanza. Un proverbio bíblico lo muestra tal cual: “la esperanza frustrada aflige el corazón; el deseo cumplido es un árbol de vida”. Es admirable cómo el ser humano puede reponerse y superar el momento y volver a esperar y creer que todo es posible, mucho más si tenemos a Dios.

Comenzar una relación que ya por mucho ha sido esperada no significa que vayamos a prescindir de la esperanza; todo lo contrario necesitaremos de ella para sustentar nuestros deseos de alcanzar lo soñado.

amor, esperanza, religión, la biblia, fe

Esperanza en el amor

La esperanza, como el amor, se fortalece cuando es de dos. Dos esperando y creyendo, es como un poco de levadura en toda la masa, parafraseando al apóstol Pablo, que hace crecer el sentimiento y unir en los mismos propósitos.

Así que, ya sea en una conquista de amor, un amigo que recién conoces o una oferta de trabajo, tómate tu tiempo, vuelve a creer y mantén viva la esperanza.

Imágenes de esperanza