Mundo

El mundo en que vivimos hoy afronta numerosos y muy diversos desafíos que hacen a la sociedad mundial protagonista de sus destinos.

mundo, el mundo, el mundo del amor, el mundo familiar, el mundo y la familia, la familia de hoy
Mundo AMOR

El amor en el mundo

La familia como c√©lula fundamental de la sociedad se ha convertido a trav√©s de los a√Īos en el destino final de las transformaciones de un mundo que evoluciona, en tanto que involuciona para otros, en diferentes √°reas y esferas.

Mundo Familiar

La realidad muestra que estamos tan ocupados con el esquema econ√≥mico de este tiempo; cada d√≠a pagar y pagar, trabajar para pagar, vivir para trabajar y poder alcanzar un nivel de vida adecuado. Adem√°s, que es al mismo tiempo cada vez m√°s alto, y no negamos por supuesto las aspiraciones y sue√Īos realizados producto del trabajo. Pero muy pocos actores de la sociedad se preguntan cu√°nto de amor realmente hay al interior de los hogares, donde ¬†la familia despu√©s de cada d√≠a de muchos esfuerzos y no pocos sacrificios aspiran a recibir, d√≠gase entre el matrimonio, los padres hacia los hijos, los nietos hacia los abuelos, etc, una verdadera expresi√≥n de cari√Īo, respeto, comprensi√≥n, comunicaci√≥n e intimidad.

El mundo del amor

El afán de obtener de todo cuanto queremos, en un mundo regido comercialmente por la oferta desmedida, hace que muchas veces se nos escape el tiempo que normalmente debíamos emplear en abrazar, escuchar, jugar, reír, conversar.

el mundo y el amor, amor mundial, amor en el mundo, el mundo del amor

Concluimos pues en que amor y tiempo son dos buenas variables para analizar por dónde andamos hoy.

Ante la dinámica social de esta era, la familia, cualquiera sea su estrato social, poder adquisitivo o nivel educacional está pidiendo a gritos tiempo para dar amor, o quizás amor para pasar un buen tiempo juntos.  

El Amor que prevalece en el mundo …

Entonces, si ya leíste este post, levántate de tu asiento y corre a dar un abrazo; puede que así cambies un poco el mundo en que vivimos.